top of page

Amor Redentor: cómo el sacrificio de Jesús transforma nuestras vidas

Updated: Aug 8, 2023



Jorge, nuestro líder del grupo de vida, nos instó a adentrarnos en Mateo 27 esta noche (martes, 4 de abril). Mi esposa llevó a cabo la lectura con una voz llena de emoción. A medida que avanzábamos, Jorge ofreció varias preguntas que nos llevaron a realizar un estudio bíblico inductivo.


La condena, muerte y resurrección de Jesús se convirtieron en el centro de nuestras conversaciones, lo que me hizo pensar en cuánto me ama. De hecho, me sentí tan conmovido por esta experiencia que, al llegar a casa (a pesar de estar cansado), decidí escribir este artículo para compartir mis pensamientos con ustedes. Acompáñenme en esta reflexión y descubramos juntos la inmensidad del amor de Dios.


Hoy en día, muchas personas en la República Dominicana asocian la Pascua con cerveza, playa, ríos y días festivos, pero su verdadero significado va mucho más allá de estas tradiciones. La Pascua es una celebración de la vida, la muerte y la resurrección de Jesucristo, quien entregó su vida por amor a la humanidad.

La muerte de Jesucristo en la cruz y su resurrección simbolizan el acto de amor más grande, que cambia nuestras vidas y nos llama a responder con amor y devoción. La Pascua también es un tiempo de esperanza. La resurrección de Jesús nos asegura que, como creyentes, también resucitaremos y viviremos eternamente con Dios. Esta esperanza nos impulsa a vivir nuestras vidas con propósito y compartir el mensaje de salvación con aquellos que aún no lo conocen.


En este artículo, exploraremos el relato de Mateo 27 y el significado del amor de Jesús en nuestras vidas, así como algunas ilustraciones y versículos que nos ayudan a comprender y aplicar este amor en nuestra vida cotidiana.


El relato de Mateo 27 y el amor de Jesús


El pasaje de Mateo 27 nos cuenta la historia de Jesús llevado ante Poncio Pilato, el gobernador romano, y los líderes religiosos de la época que buscaban su muerte. Jesús, un hombre justo y sin pecado, fue entregado por envidia y celos, mientras que un prisionero notorio llamado Barrabás fue liberado en su lugar.


Los líderes religiosos hicieron que la multitud eligiera a Barrabás en lugar de Jesús, y la multitud gritó para que Cristo fuera crucificado. Esta elección simboliza la naturaleza caída de la humanidad, que a menudo elige lo que es malo y rechaza lo que es bueno.


Sin embargo, Jesús aceptó voluntariamente este destino, mostrando amor incondicional y sacrificado por nosotros. Juan 15:13 dice: "Nadie tiene amor más grande que el da la vida por sus amigos." A pesar de la traición, el sufrimiento y la crucifixión, Jesús murió para que pudiéramos vivir.


El amor de Jesús, manifestado en su sacrificio, es transformador. Nos enseña a amar como Él lo hizo, a perdonar y a mostrar compasión a los demás. La crucifixión y resurrección de Jesús también nos recuerdan que Dios puede tomar incluso las situaciones más difíciles y convertirlas en victorias. La tumba vacía es un recordatorio de que la muerte y el sufrimiento no tienen la última palabra.


Jesús: El Puente Salvador


Imagina por un momento que hay un río profundo y peligroso que nos separa de Dios. La única forma de llegar al otro lado es atravesar este río, pero es imposible hacerlo por nuestra cuenta. Jesús es como ese único puente que nos permite cruzar al otro lado, donde encontramos la presencia y el amor de Dios. Él tomó nuestro lugar, cargando con nuestros pecados y sufriendo la muerte en la cruz para que pudiéramos ser salvados.


Para experimentar este amor transformador, debemos abrir nuestros corazones al mensaje de la Pascua. Cambiamos y se nos da el poder de amar, servir y sacrificarnos porque creemos en Jesús y en lo que hizo para salvarnos. Este proceso nos hace nuevos, para que podamos dejar atrás nuestra antigua vida de pecado y comenzar una nueva vida guiada por el amor de Jesús.


El amor transformador de Jesús y nuestra respuesta


El amor de Jesús es transformador, cambiando la vida de aquellos que lo aceptan y siguen. En Romanos 5:8 leemos: "Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: Mientras éramos pecadores, Cristo murió por nosotros". A través de su sacrificio, Jesús nos muestra un amor incondicional y nos invita a experimentar una vida nueva y eterna.


Como seguidores de Jesús, nuestra respuesta a este amor debe ser vivir nuestras vidas de una manera que honre y glorifique a Dios. Debemos amar a los demás como Él nos ama, sirviendo y compartiendo el evangelio con quienes nos rodean. Reflexionando sobre nuestra respuesta a este amor, concluimos la reunión expresando gratitud, orando unos por otros y celebrando el cumpleaños de nuestra hermana Magali.


Parte de lo que nuestro grupo habló fue sobre lo importante que era no pensar solo en la obra de Jesús durante la Semana Santa. En realidad, debemos llevar el sacrificio y el amor de Jesús en nuestros corazones durante toda nuestra vida. Con esto en mente, entendimos que era esencial recordar constantemente lo que Él había hecho por nosotros, no solo en momentos específicos del año sino todos los días que vivimos. De esta manera, podemos crecer en nuestra relación con Dios y permitir que el amor de Jesús transforme nuestras vidas.


La Pascua es una celebración del amor de Jesús y el sacrificio que hizo por nosotros en la cruz. A través de su muerte y resurrección, nos da la oportunidad de vivir una nueva vida que dura para siempre. Como seguidores de Jesús, estamos llamados a responder a este amor con devoción y obediencia, viviendo nuestras vidas de manera que honren y glorifiquen a Dios. Al amar a los demás, ayudarles y compartir el Evangelio, mostramos cómo este amor cambia las cosas y trae la gracia y la misericordia de Dios a un mundo que lo necesita.


Que esta Pascua nos recuerde lo que Jesús hizo por nosotros y nos dé la oportunidad de reafirmar nuestro compromiso con Él y nuestro llamado a mostrar su amor en todas las partes de nuestras vidas.




Acerca del autor:

Stanley J. Philippe sirve en Santiago, República Dominicana, como plantador de iglesias transculturales junto con su esposa e hijos. Es pastor en la iglesia comunidad multicultural y ayuda a supervisar una red de iglesias en el Caribe. Su pasión es ver vidas y comunidades transformadas por el poder del Evangelio. Instagram: @stanley_philippe Facebook: Stanley J. Philippe Twitter: @Stanley_Philipp


Recent Posts

See All

Comments


bottom of page